Comúnmente conocido como Botox, se denomina también toxina botulínica de tipo A. Se trata de una neurotoxina que está elaborada a base de clostridium.

Con su aplicación producimos “parálisis muscular” y en zonas como la cara, en la que se tienden a formar arrugas de expresión, debidas a la contracción de los músculos de esa zona, es muy útil para suavizar éstas. 

Se ha convertido en uno de los tratamientos de estética (no quirúrgico) más demandados junto con los hilos tensores o el ácido hialurónico, para conseguir corregir la flacidez de rostro o cuello y conseguir un rejuvenecimiento facial.

¿Cuáles son sus beneficios? 

Lo que diferencia un tratamiento de Botox de otros y hará que nos decantemos por él, es que se trata de un tratamiento que no requiere cirugía y que se puede aplicar en cualquier época del año. Además su técnica es prácticamente indolora (se reduce todo a un pinchazo).

Observaremos sus efectos en los 7-14 siguientes días a su aplicación y además sin consecuencias como pueden ser náuseas, rigidez facial o reacciones alérgicas.

¿Para qué se usa el Botox principalmente? 

Aunque tenga otros usos, en estética se usa fundamentalmente para corregir las arrugas de expresión. Sobre todo para las arrugas de la frente, el entrecejo y las conocidas como “patas de gallo”.

¿Rellena las arrugas? 

No, se trata de un tratamiento que relaja los músculos de la cara pero que no rellena. Por ello es importante no confundirlo con otros tratamientos que sí voluminizan, como puede ser el ácido hialurónico.

¿Hay que acudir a un profesional para hacerse el tratamiento?

El bótox lo pueden aplicar solamente los médico-estético con la formación requerida. Así, profesionales sanitarios como dentistas o enfermeros no están capacitados para inyectarla.

¿Todas las ofertas que veo son válidas? 

Por ley deberemos usar un vial por paciente y este precio está marcado por la Agencia Española del Medicamento. Así que, si vemos ofertas debajo de este precio, deberemos sospechar y exigir toda la información posible.

¿Es importante la dosis? 

Tiene los mismos efectos que los medicamentos y, al igual que con ellos superar una dosis no es nada recomendable, tampoco lo es una dosis menor ya que su duración y eficacia se verán perjudicadas.

¿Cuánto dura el tratamiento de Botox? 

Su duración variará dependiendo de cada persona, ya que cada uno de nosotros tiene unas características faciales diferentes, un tipo de piel, edad o incluso una manera diferente de mover la cara.

Sin embargo, es importante que sepas que sus efectos suelen durar alrededor de seis meses, recomendando repetir la infiltración a los cinco o cuando empecemos a notar que desaparecen.

¿Tendré que acudir a revisión? 

Aunque una vez hecho el tratamiento podemos hacer vida normal, es recomendable acudir a revisión unos quince días después. Se trata de un tratamiento que no tiene resultados matemáticos y dependiendo de la persona, es posible que se necesite un retoque.

¿Se trata de un tratamiento seguro? 

Si acudimos a un centro médico especializado, sí. Se trata de una toxina natural que no provoca ninguna clase de alergias o efectos adversos y que nuestro propio organismo procesa. Debido a esto, tendremos que volver a realizarnos el tratamiento con el paso del tiempo.