A todos nos encanta lucir una piel perfecta pero en muchas ocasiones esto resulta imposible debido a que fumamos, hemos padecido acné, al cansancio, a la contaminación de las ciudades o porque nuestra piel tiene manchas de nacimiento.

En este post te traemos dos revolucionarios tratamientos faciales para que tu piel parezca sacada de una revista.

 

Tratamiento Dermapen

El tratamiento Dermapen se hace a través de un revolucionario lápiz, definido por los especialistas en estética como “el lápiz que borra cicatrices y arrugas”.

Con este tratamiento conseguimos rejuvenecer nuestra piel, restaurar a través de un proceso de curación natural, la elastina y el colágeno. Lo mejor de este tratamiento es que podrás notar los resultados en muy pocas sesiones.

 

¿Cómo funciona el Dermapen?

El Dermapen consta de unas agujas muy finas. A través de múltiples punciones cutáneas, empiezan a aparecer pequeñas heridas en la piel; al provocar la curación de estas, se consigue que la producción de colágeno y elastina aumente.

Estas milimétricas heridas inducen automáticamente a liberar factores de crecimiento para que se inicie el proceso de cicatrización de estas. Entre estos encontraremos que el colágeno y la elastina están directamente implicados.

Al realizar varias sesiones, notaremos que la textura y la calidad de nuestra piel mejora considerablemente. Al tacto la notaremos mucho más suave y firme. Y no solamente eso, a la larga conseguiremos corregir y difuminar notablemente las arrugas que han ido marcando nuestra piel con el paso del tiempo, eliminar a su vez las marcas de expresión y también las marcas que se hayan producido por el acné. Y finalmente, es uno de los mejores tratamientos que podemos utilizar para la reparación de las cicatrices quirúrgicas.

 

¿Hay algún tipo de efecto secundario?

Al realizar heridas sobre la piel para que esta tenga que fabricar piel nueva, después del tratamiento, notaremos nuestra piel enrojecida  durante algunos días y quizás aparezcan costras finas en su superficie. No te preocupes, se trata de una reacción totalmente normal.

¿Cuántas sesiones se necesitan normalmente para que se empiecen a notar resultados visibles en la cara? Generalmente necesitaremos una media de tres o cuatro tratamientos para lograr estas mejoras visibles en la textura de la piel. Si hablamos ya de mejora de las cicatrices o marcas de acné más pronunciadas necesitaremos un poco más, unas cinco o más sesiones.

¿Serán resultados visibles a corto plazo? Sí, si los comparamos con cremas u otros métodos. Pero necesitaremos las sesiones antes citadas para ver resultados ya que la producción de colágeno lleva su tiempo.

¿Qué dice la gente que lo ha probado? Su feedback es muy positivo, describiendo mejoras en la textura y en el tono de piel, a las tres o seis semanas del tratamiento.

¿Es un tratamiento seguro y universal? Totalmente, ya que está basado en el comportamiento natural de nuestro cuerpo y se puede realizar en todos los tonos de piel. Además de en la cara podremos disfrutar de sus beneficios en cuello, en la zona del escote y en los párpados.

 

Tratamiento Bbglow

Gracias a este tratamiento eliminaremos las manchas acumuladas en nuestra piel y que no hemos llegado o no hemos conseguido corregir hasta ahora. Es un método innovador que gracias a pigmentos naturales consigue corregir todas las antiestéticas manchas.

Le da a tu piel una cobertura uniforme, proporcionándole además una luminosidad nunca vista. Aparte conseguimos suavizar ojeras, enrojecimientos, o las marcas de acné. El efecto tras el tratamiento es como si nuestra cara estuviese hecha de mismísima porcelana.

Este tratamiento no es nada invasivo con nuestra dermis y, al igual que con el anterior, es un tratamiento pensado para todo tipo de pieles. Ya no tendrás excusa para no estar perfecta siempre, y sin una pizca de maquillaje.