No usar protector solar o usar el que tiene el SPF más bajo no va a hacer que te pongas más moreno; lo único que conseguirás es poner en riesgo la salud de tu piel. Del mismo modo que no ponérsela porque estás ya moreno no te va a salvar de las quemaduras, las manchas ni del envejecimiento de la piel.

Los protectores solares son totalmente necesarios para nuestra piel; no solamente a la hora de tomar el sol en la playa, sino también cuando damos un paseo, salimos “de cañas” y en la vida diaria.

Exponerse al sol en la piscina durante horas es prácticamente igual que ir a trabajar, pasear y estar un tiempo en la terraza tomando algo con nuestros familiares o amigos. El tiempo de exposición es el mismo y, aunque no estemos en bikini, nuestra piel sufre igual.

Los expertos recomiendan usar los protectores solares más allá de las playas y las piscinas. Además es fundamental repartir el protector en todo el cuerpo y nuestra cara y siempre tras el baño y cada dos  horas sobre la piel seca.

Y es que, no es un misterio que exponer nuestra piel a los efectos del sol es cada vez más dañino. La contaminación y el conocido efecto invernadero hacen que los rayos solares incidan directamente en la superficie de la tierra y su intensidad sea cada vez mayor.

Con los protectores solares no solamente evitaremos quemarnos y pasar un mal rato, sino que evitaremos el envejecimiento prematuro de la piel y ayudaremos a prevenir los melanomas.

Siempre deberemos usar al principio, además de un factor protector alto, complementos que nos protejan como gorras, sombrillas y camisetas. Pero muchos de nosotros, por desconocimiento (o por el mito de que no nos podremos igual de morenos) no usa los protectores adecuados a su tipo de piel.

¿Qué es el SPF? Son aquellos protectores solares que filtran tanto los rayos UVA como los UVB y se consideran por ello protectores solares de amplio espectro. En concreto, el SPF es el tiempo que la crema nos proteja ante la exposición de los rayos solares. 

Es decir, si vas a tomar el sol una media hora necesitarás un SPF de 30. Es por ello que al principio siempre se recomienda usar factores de protección solar de 50, porque nos protegerán durante más tiempo.

Las pieles morenas, aunque sí menos propensas, necesitan protector solar porque también sufren los efectos dañinos del sol. 

En este artículo vamos a mencionar algunos de los mejores protectores solares que podrás encontrar en el mercado. 

Sin embargo, antes de elegir entre uno u otro, tendrás que tener en cuenta factores como la composición de cada crema, sí están indicados para pieles sensibles, si lo están para pieles grasas o para niños y bebés, etc. Por ejemplo, si la nuestra es una piel grasa, deberemos buscar protectores solares que no sean comedogénicos (que dejen transpirar los poros) y que no contengan aceites; en este caso, mejor optar por aquellos formatos gel o acabado seco. 

 

¿Cuáles son los protectores ideales para este verano?

Entre los ya míticos protectores de ISDIN, la Roche Possay, Vichy o Heliocare que están considerados de los mejores del mercado y que encontraremos en diferentes formatos, hemos elegido nuevas incorporaciones.

 

Loción solar anti-envejecimiento de Comfort Zone

Esta crema además es ideal como protector facial. Es resistente al agua y la recomendamos especialmente para las primeras exposiciones y las pieles claras. Tiene una fórmula libre de siliconas y más del sesenta por ciento de sus componentes son de origen natural.   

 

Nivea Sun Protege & Hidrata

Se trata de la primera marca de protectores solares que saca una línea de cremas con protección antimanchas para nuestra piel, un complemento ideal si queremos salir a dar un paseo o estamos en una terraza sin sombra. Todo un plus a la protección.

 

Spray solar sublime de Polysianes

Ideal para pieles grasas. Sus polvos absorbentes nos asegura un acabado no pegajoso y contiene pigmentos sublimadores que le darán ese efecto bronceado y luminoso a nuestra piel.

 

Crema Casmara

Han sacado su nueva línea de cuidado solar de alta gama tanto facial como corporal. Encontraremos cremas que, además de protegernos de la radiación solar, previenen el fotoenvejecimiento y tratan los signos de la edad.

Y un plus en cuidado con sus aceites corporales vitamínicos (SPF 50) que sirven como perfectos optimizadores del bronceado y con su acabado seco. Si lo prefieres también podrás optar por las cremas en textura mousse (SPF 30). 

Y para terminar de cuidarnos, su Aftersun de Aloe Vera y aceite de Maracuyá que refresca, calma e hidrata nuestra piel tras la exposición al sol. 

En nuestro centro de estética de Rivas Vaciamadrid elegimos solamente los mejores productos para el cuidado de nuestros clientes. Por esta razón, este verano hemos apostado por la nueva línea de cremas solares de Casmara.