Pide cita por whatsapp o teléfono
primera consulta gratuita

L - V: 10:00 a 21:00
Sábados: 10:00 a 18:30

L - V: 10:00 a 21:00
Sábados: 10:00 a 18:30

Hiperhidrosis: cómo tratarla con Bótox

botox rivas
Hiperhidrosis: cómo tratarla con Bótox

A medida que nos acercamos al verano, y las temperaturas comienzan a elevarse, algunas personas sufren lo que se conoce como hiperhidrosis, la sudoración excesiva a fines de eliminar el calor corporal a través de la transpiración, un proceso que puede ser demasiado incómodo al estar en público.

Por supuesto, de más está decir que la hiperhidrosis se enfoca en aquellas partes del organismo donde tenemos las glándulas de sudoración, como las axilas, las manos y los pies. Y, como sabemos, éstas producen olores poco agradables, entre otras consecuencias.

 

Hiperhidrosis, un mal frecuente con distintas explicaciones

La problemática, que se calcula afecta entre un 2% y un 4% de la población mundial, siendo común durante los meses más cálidos, aunque hay quienes la padecen también durante el invierno/otoño (sobre todo adolescentes y jóvenes, y en algunas circunstancias con antecedentes familiares).

A eso hay que sumarle que el diagnóstico no cambiará a menos que se tomen cartas en el asunto. Esto significa que el trastorno permanecerá, y hasta puede agravarse, si no se inicia una terapia. Existen varios tratamientos recomendados, entre ellos el que propone utilizar Bótox.

Antes de meternos de lleno en este tratamiento en particular, se debe aclarar que está recomendado para todos los individuos que tienen una hiperhidrosis primaria, y no secundaria (que aparece por una afección o enfermedad previa que la causa).

Administración de toxina botulínica contra la hiperhidrosis

Como decíamos, hoy en día tenemos acceso a diferentes tratamientos para la hiperhidrosis, pero uno de los que se ha puesto de moda, por su eficiencia, es el que prevé la administración de toxina botulínica.

En concreto, la evidencia médica ha demostrado que la aplicación de toxina botulínica o Bótox tiene utilidad en la hiperhidrosis de axilas y palmas de la mano, dado que realiza un mecanismo de acción basado en el bloqueo de las transmisiones nerviosas que producen el sudor, algo que hace prácticamente de inmediato, entre el segundo y el cuarto día tras la infiltración de esta sustancia.

Una de las grandes ventajas de esta terapia es su aplicación simple, sin apenas efectos secundarios referidos en el caso de la hiperhidrosis primaria, y que viene a ofrecer una nueva solución, a medio camino entre los tratamientos más tradicionales y los más complejos (a menudo descartados por los pacientes por ser más invasivos, a la vez que costosos). 

¿Por qué recurrir a esta terapia?

Probablemente, quienes conviven con esta circunstancia no requieren de más explicaciones; en esta entrada queremos remarcar que la sudoración excesiva o hiperhidrosis tiene un impacto negativo en la calidad de vida, que incluye la modificación de la rutina, el abandono de prácticas deportivas, la baja autoestima de cara a los encuentros íntimos, y otras tantas.

Todos aquellos pacientes, reticentes a las cirugías y que no han hallado respuesta en las terapias tradicionales, tienen en el uso de la toxina botulínica o bótox una posible salida a esa molesta y desmedida sudoración.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad