Podremos encontrar diferentes tipos de depilación definitiva en el mercado pero una de las que está siendo más recomendada en los últimos años es la depilación con láser de diodo. Entre las razones por las que se recomienda esta depilación están la seguridad ya que otras, como la alejandrita o el soprano u otras más antiguas, son más dañinas para nuestra piel con más riesgo de quemaduras.

Así, cada año, este tratamiento gana un gran número de nuevos adeptos que van transmitiendo de boca a boca los grandes beneficios que han descubierto. Hemos querido recopilar todos los pros que tiene frente  a otras técnicas. ¡Atent@!

1- Es totalmente eficaz

Está indicada especialmente para aquellas personas que quieren que el vello de determinadas partes de su cuerpo desaparezca totalmente. Sobre todo de cara a los meses más calurosos del año en los que queremos tener una piel bonita, saludable y sin rastro del incómodo vello.

 

2- Está especialmente indicada para pieles claras con vellos oscuros

La mayoría de nosotros, sobre todo en los meses en los que no tenemos contacto directo con el sol, solemos tener este tipo de piel, por lo cual el tratamiento del láser abarca a un gran número de personas.

 

3- Puede realizarse en los meses de verano

Algo que a muchas personas les echaba para atrás a la hora de decidirse por la depilación era no poder tomar el sol y que la depilación no fuese del todo efectiva.

Gracias al láser de diodo, aunque nuestra piel esté morena podremos hacernos el tratamiento con un 100% de garantías. Siempre que nuestro fototipo sea inferior a VI podremos hacernos este tratamiento y confiar en que el vello desaparecerá.

Por tanto, si planeas irte de vacaciones o quieres empezar en verano con el tratamiento, no habrá ningún tipo de problema, siempre que sigas los consejos del profesional que te atienda. Y es que, al menos unos días antes y después no está recomendado exponer los folículos al sol.

4- Se recomienda en casos de foliculitis

Es la técnica más efectiva y que más garantías puede ofrecer a las personas que padecen foliculitis, siempre que se realice en manos de los mejores profesionales.

 

5- Además de ser la técnica más segura, es la más rápida

Si quieres ver cómo el vello desaparece en muy pocas sesiones este es tu tratamiento. En tan sólo un año no tendrás que volver a preocuparte de la cera o la cuchilla.

 

6- Notarás los efectos casi de inmediato

Tras un par de sesiones podrás ver cómo el vello desaparece; en cambio, el nuevo tarda más en crecer y es más fino. Así, aunque no se haya completado el tratamiento, podremos disfrutar de una piel más liberada ya que el  efecto de la depilación durará bastante. Es una ventaja a tener en cuenta si nos queremos ir de vacaciones y alargar las sesiones.

 

7- Permite la eliminación del vello en casi la totalidad de las partes del cuerpo

Así es: permite eliminar hasta el 90% del vello tras solo 4 u 8 sesiones (dependiendo del fototipo de piel). Así. si nos preocupan las zonas más delicadas de nuestra cara o la zona del pubis, no tendremos que temer que el láser las dañe.

 

8- No estimula el crecimiento del vello

A diferencia de otros métodos de depilación (cómo las cuchillas o la cera), el vello tarda en crecer y, cuando lo hace, es más fino y débil.

 

9- El procedimiento es prácticamente indoloro

Sin duda, un gran alivio para todas aquellas personas que temen no poder aguantar las sesiones.