¡Bienvenidos a la lipoescultura sin cirugía!

 

El tratamiento revolucionario con, ácido desoxicólico utiliza la intralipoterapia, evitando así el uso de la liposucción clásica. ¿Qué significa esto? Que no hará falta cirugía, sino que simplemente será necesaria la infiltración de un material sintético para beneficiarte de resultados muy semejantes a los que se consiguen con la liposucción.

Esta sustancia consigue lo que hasta ahora nadie había logrado en la medicina estética: romper las células adiposas para reducir y esculpir la figura. Y es que estas células tienen un contenido lipídico que representa el 95% de la masa celular; por su parte, el contenido lipídico es el elemento constitutivo del tejido graso. Gracias al tratamiento con ácido desoxicólico podemos disolver y expulsar el material graso sobrante. 

Te lo explicamos aún mejor: a partir de un ácido biliar, este tratamiento ayuda a destruir las grasas en la digestión por lo tanto, si lo aplicamos en la zona donde hay un exceso de células adiposas, es probable que se consiga reducir y eliminar por completo la grasa corporal.

 

¿Cómo funciona?

Este producto se administra mediante pequeñas inyecciones en la zona donde se encuentra la grasa a eliminar. En un único pinchazo el líquido traspasa los tejidos y actúa disolviendo los adipocitos. Como hemos adelantado, a esta eficaz técnica se le conoce como intralipoterapia y en muchas ocasiones es utilizada como alternativa a la conocida mesoterapia.

La dosis suministrada del ácido desoxicólico entra en contacto con el adipocito al que licúa y el organismo, se encarga de eliminarlo de forma totalmente natural a través de nuestro sistema linfático.

¿Lo mejor? Este tratamiento es ambulatorio, es decir que puede aplicarse en la clínica sin necesidad de ingreso hospitalario.

 

¿Pero qué es el ácido desoxicólico?

Es una solución acuosa a base de ácido desoxicólico. Se presenta en forma de líquido y se debe inyectar bajo la piel para que tenga efecto. Su formulación es biocompatible y sobre todo reabsorbible, lo que significa que realiza su función y el organismo lo procesa de forma natural ya que existe de por sí en nuestro cuerpo. 

 

¿Cuánto tiempo tardan en verse los resultados?

Si bien es cierto que desde la primera sesión puedes empezar a apreciar resultados, para que puedas notar un cambio radical tendrás que esperar alrededor de tres semanas. Eso es porque, después de la primera sesión, puede que la zona esté inflamada. Pero no te preocupes porque es algo muy normal tras el tratamiento.

Y es que, la zona donde se ha aplicado el tratamiento comienza a trabajar internamente y lo normal es que la notes inflamada. Sin embargo, no provoca ningún tipo de dolor o molestia.

En cuestión de 2 o 3 semanas, verás como la inflamación empieza a bajar y podrás apreciar los resultados reales de la eliminación de la grasa en exceso.

 

¿Cuánto dura una sesión?

Suele durar alrededor de 30 minutos. La solución debe ser inyectada de forma muy lenta por lo que, para cada inyección se pueden tardar entre 2 y 4 minutos aproximadamente.

Si, después de leer el artículo, estás interesado en el tratamiento o, simplemente, te gustaría tener más información antes de decidir, puedes ponerte en contacto con nosotros a través de este enlace.