Recordaremos que hace tan solo un par de años la depilación con hilo era una técnica “exótica”, proveniente de Asia y casi desconocida. Hoy en día ocupa un lugar privilegiado en la estética y en el campo de la depilación facial (no solo de cejas). Y es que nadie se resiste a esta técnica milenaria ni a sus resultados tan satisfactorios.

Si eres de los pocos que todavía no ha escuchado hablar de ella, te contamos en qué consiste y todos los beneficios que la han posicionado como número uno frente al resto de depilación.

 

¿En qué consiste la depilación con hilo? 

Se trata de una técnica muy antigua (hay pruebas de que en Egipto se usaba este método para eliminar el vello facial y conseguir el rostro impoluto que tenían), en la que se utiliza un hilo de algodón como instrumento; este se enrosca entre los dedos de la esteticista para que pueda tensarlo bien y conseguir retirar el vello. Para ello es necesario dominar una serie de movimientos muy precisos para no romper el pelo sino arrancarlo de raíz.

Es por la sencillez del método y los buenos resultados que se obtienen en varias partes de la cara (no solo en cejas) que poco a poco ha ido sustituyendo a los métodos más convencionales de depilación. 

 

¿Cuáles son los beneficios de la depilación con hilo?

 

Se trata de un método 100% natural

Simplemente son necesarios un hilo y unas manos expertas para eliminar el vello, por eso está indicado para cualquier persona: las que tienen alergias, piel sensible o irritaciones también podrán aprovecharse de este método.

Conseguirás eliminar el vello desde la raíz

Tiene mayor eficacia que la cera o las pinzas que van eliminando nuestro vello pelo por pelo, en el caso de las pinzas, o por grupos con la cera, pero nunca dejan la piel tan limpia como con el hilo, que al limitar de una manera tan precisa la zona a depilar, lo deja totalmente limpio de vello y pelusa. Además con el hilo frente a las pinzas, te aseguras que el vello es eliminado de raíz en ocasiones con las pinzas corta el vello en lugar de arrancarlo.

Por lo cual, si sigues usando este método verás que tu vello se irá debilitando poco a poco y cada vez te resultará más fácil eliminarlo. Al contrario de lo que sucede con otros métodos de depilación, como son la cuchilla o la maquinilla, no cortamos el pelo, sino que lo arrancamos, evitando que poco a poco se vuelva más grueso y oscuro.

Potencia tu belleza

Si nunca has probado depilarte las cejas con cera, no lo hagas ahora ya que es una tarea un tanto complicada, sobre todo si quieres darle precisión y limar detalles, además de que pronuncia el descolgamiento del parpado, y puede provocar pequeñas quemaduras al tratarse de una piel tan fina. Con la depilación con hilo podrás ser 100% preciso y conseguir el diseño que quieras sin ningún tipo de riesgo ni efecto secundario.

Tiene efecto peeling

Con la depilación con hilo irás eliminando también las células muertas de tu rostro que le impiden oxigenarse bien y generar células nuevas. Un peeling es el mejor método para tener una piel suave, brillante y más joven.

Es un método rápido e indoloro

A diferencia de la cera, al ir poco a poco, no notarás “el tirón” de cuando se arranca el vello de raíz. Además si encuentras un buen profesional, como los de nuestro centro de belleza, podrás comprobar que sus manos van a la velocidad de la luz. A diferencia de lo que puedas pensar, se tarda muy poco en conseguir un rostro libre de vello. 

Cuida tu piel

Al no ser irritante e invasivo, tu piel permanece cuidada. Con la cuchilla o con la cera también corres el riesgo de eliminar las células más superficiales de tu piel e irritarla.

Es más duradero que otros métodos 

Sus efectos se alargan más en el tiempo respecto a otros métodos más convencionales ya que elimina hasta el vello más corto y la pelusa, por lo que la depilación dura más. 

Es higiénico

Ya que en ningún momento se usa ningún tipo de producto que pueda ensuciar la piel, y los materiales utilizados son de un solo uso.

Es ecológico

Al usar solamente un hilo como método de depilación, no incidimos de forma negativa en nuestro entorno, por lo tanto cuidamos de nuestro planeta.