La presoterapia para el verano y para todo el año

presoterapia
La presoterapia para el verano y para todo el año

La presoterapia es un tratamiento que consiste en aplicar presión de aire sobre diferentes partes del cuerpo para favorecer el drenaje linfático, además de estimular la oxigenación de los tejidos así como la recuperación de la elasticidad cutánea, facilitando la regeneración tisular.

Al estimular el sistema linfático, logra favorecer el drenaje linfático, con el objetivo de eliminar toxinas, líquidos y grasas acumulados en el organismo.

La presión del aire rompe las acumulaciones de grasa para conseguir que circulen junto al resto de líquidos retenidos y toxinas, con el fin de eliminarlos a través del sistema linfático.

Otro beneficio con el que cuenta la presoterapia, aunque quizás sea menos conocido, es que ayuda a regularizar el tránsito intestinal, mejorando los problemas relacionados con el estreñimiento.

 

¿Qué aplicaciones tiene la presoterapia en el campo de la estética?

Este tratamiento corporal se utiliza sobre todo para:

  • Eliminar grasas y toxinas;
  • Reducir la celulitis;
  • Eliminar varices;
  • Mejorar los problemas relacionados con la retención de líquidos;
  • Tratar edemas y linfedemas;
  • Apresurar la curación del postoperatorio tras una lipoescultura.

Sin embargo, antes de empezar con este tratamiento, hay que tener en cuenta que no se aconseja su suministración en casos de que el paciente:

  1. Tenga problemas circulatorios, cardiacos, de hipertensión o hipotensión;
  2. Sufra trombosis venosa profunda, tromboflebitis superficial o insuficiencia arterial;
  3. Tenga infecciones o inflamaciones en la piel;
  4. Sufra de hipertiroidismo;
  5. Sea un paciente oncológico.

En Adai te ayudamos a escoger el tratamiento más adecuado según tus exigencias y teniendo en cuenta las necesidades de tu cuerpo y patologías. 

 

El equipo de presoterapia

En nuestro centro contamos con el equipo NOVApress de Novasonix consta de un pantalón que cuenta con diferentes cámaras de aire (24 en total, aunque no es necesario que funcionen todas a la vez) que permiten el llenado y vaciado de los diferentes compartimentos, creando un efecto llamado oleaje.

La finalidad de dichas cámaras en forma de “escamas de pez” es conseguir desinflamar los vasos linfáticos de forma similar a un masaje manual pero mucho más eficaz.

Se consigue, de este modo, estimular el sistema circulatorio, contribuyendo a la eliminación de líquidos, grasas y toxinas que pueden dar lugar a celulitis, edemas, linfedemas y trastornos venosos como las varices.

 

¿Cómo se realiza este tratamiento corporal?

Consiste en introducir las piernas en una especie de pantalón. El traje está hecho con un material doble que, a su vez, se compone por 24 cámaras de aire, permitiendo al pantalón hincharse y deshincharse de forma continua, a medida que se inyecte el aire a presión por medio de un compresor.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad