Si crees que puedes haberte contagiado o, bien, necesitas estar seguro de no haber contraído la enfermedad (quizás debido a tu trabajo, a que tienes un familiar en una residencia de mayores, etc.), podrás acudir a nuestro centro médico para hacerte la prueba del COVID-19. 

A continuación te contamos todo lo que necesitas saber sobre los test rápidos.

 

La enfermedad

El COVID-19 es la enfermedad que causa el SARS-CoV-2, el nuevo coronavirus que se detectó primera vez en Wuhan (China) en diciembre de 2019. 

Es una enfermedad infecciosa y, como hemos podido ver en estos meses, también es muy contagiosa.

Los síntomas más comunes son fiebre, cansancio y tos seca. Otros posibles síntomas son dolores musculares, congestión nasal, dolor de garganta o diarrea. 

En la mayoría de los casos, los síntomas empiezan de forma leve y alrededor del 80% de las personas contagiadas se recuperan de la enfermedad sin necesidad de un tratamiento especial.

Sin embargo, 1 de cada 6 personas pueden enfermar seriamente. Normalmente se trata de personas mayores o que presentan problemas médicos subyacentes (presión sanguínea alta, problemas cardíacos o diabetes). Si observas problemas respiratorios, tendrá que solicitar atención médica.

El COVID-19 se transmite a través de gotas de boca o nariz, cuando una persona contagiada tose o exhala. La transmisión por el aire sigue siendo poco probable.

Entre los casos, se han detectado también personas asintomáticas (aunque tengan la enfermedad y pueden transmitirla, no presentan ningún síntoma) por lo que, si has tenido contactos con personas infectadas, es necesario que hagas la prueba del COVID-19 para descartar que hayas contraído el virus y evitar así, transmitírselo a otras personas.

 

Test rápido COVID-19 IgG/IgM

El test rápido es un inmunoensayo cualitativo. Se utilizan una combinación de partículas coloreadas recubiertas de antígeno COVID-19 que detectan anticuerpos IgG y IgM del COVID-19 en la de sangre entera, suero o plasma humanos.

Durante el test, la muestra puesta en el casette test, reacciona con las partículas recubiertas de antígeno COVID-19.

 

Obtención de la muestra

Como hemos mencionado antes, el test rápido de COVID-19 IgG/IgM puede realizarse usando sangre entera, suero o plasma, en nuestro centro se realiza usando sangre. 

La muestra de sangre se recogerá de la punta del dedo del paciente. Para empezar, es necesario lavar las manos del posible infectado con jabón y agua caliente o con un algodón empapado en alcohol. Cuando estén secas, se masajeará la mano de este, sin tocar el sitio de punción (frotando la mano hacia la punta del dedo medio o anular).

Se pinchará la piel con una lanceta estéril. La primera señal de sangre tiene que limpiarse; frotando la mano del paciente, obtendremos una gota con forma redondeada en el punto de punción. 

Esta muestra de sangre entera se añade al casete test y, subsecuentemente habrá que separar el suero o el plasma para evitar hemolisis.

El test se realizará inmediatamente después de la obtención de la muestra.

 

Interpretación de los resultados

Podemos obtener hasta 5 resultados diferentes.

  • IgG yIgM positivo. En este caso aparecerán tres líneas en el casette test. 
  • IgG positivo. Aparecerán solamente dos líneas.
  • IgM positivo. Al igual que antes, aparecen solamente dos líneas, aunque en regiones diferentes del cassete test que las anteriores.
  • Negativo. En este caso solo veremos una línea coloreada.
  • Inválido. Si no aparece ninguna línea de color, el test es nulo. Esto puede deberse a técnicas de procedimiento incorrectas y, en estos casos, habrá que repetir el test.

Para más información sobre los test rápidos o para pedir cita, puedes ponerte en contacto con nosotros. Te dejamos nuestros datos de contacto aquí abajo. 

Te recordamos que nuestro horario es de lunes a viernes de 10h a 21h y los sábados de 10h a 18.30h.

 

Correo electrónico: info@adaibienestarybelleza.es

Número de teléfono: 91 863 41 36

WhatsApp: 663 629 120