Pide cita por whatsapp o teléfono
primera consulta gratuita

L - V: 10:00 a 21:00
Sábados: 10:00 a 18:30

L - V: 10:00 a 21:00
Sábados: 10:00 a 18:30

Cámara termográfica para el diagnóstico de tratamientos corporales

tratamientos esteticos corporales
Cámara termográfica para el diagnóstico de tratamientos corporales

Una de las últimas novedades en el mundo de la estética es la cámara termográfica de diagnóstico. Estamos ante una interesantísima novedad para el sector, pues la cámara termográfica permite que el profesional detecte los problemas de la piel del paciente con mayor rapidez y exactitud de la que era posible hasta hoy.

Se trata de un sistema instantáneo, exhaustivo, de termografía digital, gracias a la cual la conexión con dispositivos móviles permite al cosmetólogo medir la temperatura corporal vía radiación infrarroja, distinguiendo las áreas concretas de la piel y la información que cada una ofrece. 

¿Para qué sirve entonces? Básicamente, esta metodología ha sido desarrollada para lograr mejores diagnósticos de afecciones clásicas de la piel, como por ejemplo la celulitis, aunque eso no es todo.

También se espera que pueda facilitar otras mediciones clave, como por ejemplo inflamaciones, lesiones musculares, patologías de tipo vascular, y cualquier otra que se haga por temperatura. Resultado de todo ello, la evaluación que se consigue es más precisa y mucho más detallada.

Esto permite que el profesional pueda recomendar un tratamiento corporal disponiendo de mayor cantidad de datos, haciendo una evaluación y obteniendo una conclusión partiendo de toda la información disponible que, como decíamos, es superior que las anteriores.

 

Cámara termográfica para el diagnóstico, lo último en Adai

En Adai, centro de belleza, estética avanzada y medicina estética, disponer de una cámara termográfica para el diagnóstico de tratamientos corporales, supone un paso adelante indispensable a la hora de seguir ofreciéndole a nuestros clientes lo mejor para su aspecto.

Como parte de los tratamientos seguros e indoloros que esta industria pretende acercarle al público, estas máquinas suponen la digitalización absoluta de los datos, lo que permite conocer mejor qué respuesta está teniendo un organismo a alguna terapia específica, para continuarla o rectificarla.

A partir de la disposición virtual de análisis del cuerpo en diferentes instancias, pueden realizarse comparaciones específicas entre estados de los tratamientos, siguiendo la evolución de la terapia, aprovechando los softwares específicos diseñados para estos aparatos, que procesan y almacenan aspectos fundamentales de cada cuerpo, en cuanto a centímetros, “calidad” de la piel y la silueta.

 

Detección de la celulitis, antes de que se aprecie a simple vista

Seguramente la mayor revolución representada por las cámaras termográficas para tratamientos estéticos tiene que ver con que son capaces de revelar la celulitis incluso antes de poder verla.

Como sabemos, la celulitis se produce a partir de una serie de procesos internos que comienzan bastante antes de que realmente se haga palpable o visible, y la clave de estas máquinas es que puede detectar esos procesos, anticipándose a la celulitis externa, para tratarla desde el primer momento.

Esta terapia es útil para celulitis edematosa, fibrosa y nodular, tomando imágenes instantáneas y aportando vídeos de clase térmica para medir la temperatura de cada región, imprimiendo mediciones para ver cómo está respondiendo el paciente a los tratamientos aplicados.

Indudablemente, una tecnología que ha llegado para quedarse al universo de la medicina estética.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad